La maldición del trono escarlata

Ataque al templo de Urgathoa

Los Héroes entregan a su cautivo a Cressida, quien se siente abrumada por la evidencia y abofetea a Reiner. Comparte con el grupo su preocupación de que alguien mueva hilos para sacar al doctor de la cárcel, así que propone mantener el secreto.

Los jugadores se dirigen al templo de la Sangre de Vol para solicitarles el traslado de los enfermos del Hospicio a sus facilidades. Las negociaciones con el Obispo Manar son tensas, pero finalmente accede, simpre que la ciudad pague los gastos.

Cocrane deja a Gabriel, Kairo y Majenko vigilando a Reiner, y contrata 2 mercenarios con marca de dragón: Paolo y Newark d`Deneith. Ya preparados, se dirigen al Hospicio.

En el subterráneo, encuentran que está ordenado como un templo, con espacio habitable. Alissa lamentablemente dispara la trampa de la puerta principal, alertando a los habitantes del templo.

Encuentran en el templo un lugar donde hacían pruebas en humanos con resistencia al Velo Sangriento. Paolo, medio enloquecido por la trampa de la entrada, es encomendado a llevar a los heridos a un lugar seguro. Los Héroes encuentran más datos respecto a la inmunidad, si sólo encontraran un poco más de información, podrían fabricar una cura.

Finalmente, se enfrentan a Rolth y Jolistina, los responsables detrás de la masacre de la mansión Carowyn. En un encarnizado combate en que muere Newark, los Héroes no logran derrotar a Rolth, si bien consiguen hacerlo huir y despedazan las huestes enemigas. Determinando que no pueden continuar peleando, los Héroes deciden regresar y curar sus heridas, así como sanar las aflicciones de Alissa y Zephiel, no sin que antes Cocrane le corte la cabeza a Jolistina y la guarde en su alforja.

En la entrada del Hospicio, encuentran a Rolth, que no puede levantarse tras sus heridas

Comments

Billyurarenge

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.